portada - 2017-11-14 -

Distinguieron a "Legisladoras Madres de la Democracia"



El presidente de la Cámara de Diputados, Marcelo Jorge Lima, encabezó la entrega de distinciones a las “Legisladoras Madres de la Democracia”, instituido en San Juan bajo la ley Nº 1519, con el objeto de reconocer la trayectoria y acciones destacadas, por servicios de gran importancia prestados a la provincia en el campo de su actividad legislativa.  

En la ocasión fueron distinguidas las legisladoras Berta Ordoñez (post mortem); Elsa Zapata, Rosa Leiva de Pelaytay, Rosa Fernández de Castañeda, Adriana Marino, Liliana Irazábal y Nélida Martínez Maldonado.

 

El acto fue llevado a cabo en la sala de Vicegobernadores y contó con la presencia de legisladores nacionales y provinciales, intendentes y concejales municipales; los secretarios Legislativo y Administrativo de la Cámara de Diputados, entre otros funcionarios públicos y familiares de las homenajeadas.

 

La mesa de autoridades estuvo conformada por el diputado nacional José Luis Gioja; los legisladores provinciales, Pablo García Nieto y Cristina López y el intendente de Rawson, Juan Carlos Gioja.

 

En primer lugar habló la diputada Cristina López y expresó que “si hay una palabra que tiene un significado absoluto es el término madre, más allá de lo biológico, de la capacidad de ser madre, del hecho de parir, este concepto trasciende esta instancia tan importante, trasciende las culturas. Madre en cualquier país es una palabra con un significado que no se discute, no importa las religiones, unos la llamarán madre otras la llamarán la luz. No importa el estado civil, si estamos solteras, casadas, divorciadas, cuando uno habla de madre hablamos de amor,  cuidado, paciencia, un seguimiento, de un dar la vida en forma incondicional  por ese ser, este es un atributo de la madre”.

 

Luego la legisladora señaló que “cuando hablamos de democracia, hablamos de una forma de gobierno que tiene que ver con la realización de los derechos y por lo tanto la realización de las sociedades y las personas.  Lo que las mujeres de la política hacemos, cuando llegamos a la Legislatura, es en primer lugar establecer una armoniosa relación entre el mundo de la casa y el mundo laboral, cosa que establecen todas las mujeres que trabajan, pero yo digo más aún porque la política no es un terreno fácil, es un terreno muy transitado, con huellas muy marcadas por los hombres, esto no quiere decir malas o buenas, sino más bien con sus códigos, con su forma de ser, con sus puntos de vista. Que transitemos y estemos en este camino significa profundizar los caminos que ellos han marcado o empezar a hacer otros caminos nuevos con nuestra mirada y punto de vista”.

 

A continuación, el vicegobernador Lima sostuvo que “la participación de la mujer en la vida pública y en la vida política, nada le ha sido fácil,  en este sentido desde ser privada por ejemplo de los derechos civiles, no tenía capacidad civil sino hasta después de un tiempo en la historia en que hubo una modificación de lo establecido en el Código Civil. Tampoco tenía derechos políticos y en eso San Juan ha sido pionera a partir de la constitución del 1927 y en la Nación a partir de la sanción de la ley 13010 en el año 1951. De manera tal que a la mujer nada le fue fácil siempre le costó adquirir los derechos a partir de transitar una lucha incansable. La participación de la mujer fue vedada, complicada y siempre encontró obstáculos, pero yo rescato las condiciones que tienen para llevar adelante y sobre todo para su participación política.

 

Más tarde destacó que “la participación política de la mujer es necesaria porque pone nada más y nada menos que humanización en la política, y si advertimos cuáles son las condiciones de la mujer podemos decir que esencialmente es contenedora, es dueña de una gran solidaridad que se manifiesta en forma cotidiana y periódica, tiene una sensibilidad especial”. 

 

Después el titular del Poder Legislativo citó a Juan Pablo II y dijo que “la mujer tiene genio, y según el Papa el genio está dado por algunas virtudes innatas y genéticas de la mujer y que la distinguen del hombre. La mujer está capacitada para llevar una vida en su vientre, alimentar esa vida y generar una comunicación con esa persona por nacer que es capaz de prolongarla  hasta después del nacimiento. Entonces estas cualidades que acercan a la mujer a la política le dan un valor superlativo".

 

Por último parafraseó a Sarmiento al decir que “el nivel de civilización de un pueblo se mide por la participación de la mujer” y la ceremonia concluyó con la entrega de distinciones.